En Precio de extintores en CDMX, Tienda de extintores en CDMX, Tipos de extintores en CDMX

En ATP manejamos un buen precio de extintores en CDMX entre los que destaca el hexafluoropropano (HFC-236-fa). Es famoso por su historia, además tiene una amplia variedad de aplicaciones y ventajas que deben conocer.

El Hexafluoropropano HFC-236-fa es una solución amigable para el medio ambiente

Mucho se habló de los efectos perjudiciales que causó el gas halón a la capa de ozono durante largo tiempo. Se trata de un agente extintor con alta efectividad, que captura los radicales libres generados durante la combustión. Posee otras propiedades, como baja toxicidad y no daña ni deja residuos a los equipos eléctricos donde se descargaba. Los compuestos más usados son el halón 1301 (o triflúor-bromo-metano) y el halón 1211 (o diflúor-cloro-bromo-metano), que forma parte del grupo clorofluorocarburos (CFC).

Son varias las investigaciones que confirman el deterioro que causa al medio ambiente, como las de Mario Molina en 1974, por lo que se convirtió en el primer ciudadano mexicano en recibir el Premio Nobel de Química. Tras ello, La Organización de las Naciones Unidas patrocinó el Protocolo de Montreal, un convenio mundial firmado en 1987, en el que se restringió usar y producir gas halón hasta eliminarlo completamente. En su lugar, se propuso la creación de alternativas que no dañen la capa de ozono.

Para crear los nuevos gases sustitutos de los halones y optimizar los ya existentes en el mercado, se desarrollaron programas enfocados en estudiar su capacidad de extinción y sus efectos sobre las personas, objetos y medio ambiente. Destaca el SNAP (Significant New Alternatives Policy), que desarrolló la Agencia de Estado Americana para la Protección Ambiental (EPA), enfocado en aspectos relacionados con sus propiedades químicas y físicas y repercusiones en el aumento del efecto invernadero.

De esta manera, se desarrolló uno de los agentes extintores en CDMX más usados actualmente: hexafluoropropano (HFC-236-fa). Fue aceptado como un sustituto ideal del gas halón para extintores portátiles, ya que es un agente amigable con el medio ambiente y eficiente en su capacidad de extinción. Tras aplicarse en los fuegos se evapora de forma rápida, por tal motivo, no deja residuos abrasivos ni corrosivos.

Es un gas licuado comprimido y disponible en estado bifásico: líquido y gaseoso. El precio de extintores en CDMX basados en él es asequible, por lo que puede usarse incluso en residencias. No es conductor de electricidad y posee alta densidad en estado líquido, lo que permite presurizarlos en recipientes portátiles. Suele utilizarse en distintos objetos y entornos, como:

  • Motores de vehículos aéreos y terrestres.
  • Salas de telecomunicaciones.
  • Salas de cómputo.
  • Estudios de radio y televisión.
  • Maquinarias de construcción.
  • Áreas con poco espacio u otras donde es crucial la rápida extinción o donde deben disminuirse al mínimo el daño a materiales y equipos o la limpieza.

Se recomienda para las siguientes clases de fuego:

  • Clase A. Fuegos que surgen en materiales sólidos, combustibles ordinarios o materiales fibrosos, cuya combustión presenta la formación de brasas, como papel, fibras, hule, plástico, entre otros.
  • Clase B. Fuegos que surgen en materiales derivados de hidrocarburos, líquidos y gases inflamables, como pinturas, gasolina, grasas, aceites, hidrógeno, propano, entre otros.
  • Clase C. Fuegos que aparecen en materiales eléctricos y electrónicos.

El agente que puede tratar con fuegos clase B se libera en forma líquida y se gasifica al entrar en contacto con el fuego. Extingue mediante enfriamiento y sofocación, no implica polvo y puede operarse por una sola persona, gracias a su exclusiva válvula de disparo. Su mecanismo de acción se da mediante una reacción química que interfiere en el proceso de combustión. Elimina los elementos químicos activos que intervienen en las reacciones en cadena del fuego, lo que se conoce como rotura de la cadena.

Es uno de los tipos de extintores en CDMX más efectivos, pero es importante destacar que no deben usarse en llamas donde se vean implicados los siguientes objetos, al menos hasta que se apliquen ensayos y sus resultados sean conformes a los criterios de las autoridades competentes.

  • Hidruros metálicos.
  • Metales reactivos, como potasio, litio, sodio, magnesio, zirconio, titanio, uranio y plutonio.
  • Sustancias químicas que sufren una descomposición térmica, como hidracina y ciertos peróxidos orgánicos.
  • Sustancias químicas o mezclas de esta, que se oxidan rápidamente en ausencia de aire, como pólvora o nitrato de celulosa.

El gas es incoloro e inodoro y no presenta caducidad en óptimas condiciones de conservación. Es el único gas halogenado para usarse en la extinción de incendios que no tiene prevista su eliminación en el protocolo de Montreal. Actúa sobre el calor o energía de activación, que junto con el agente oxidante y combustible, forma parte del triángulo de fuego. Cabe agregar que solo pueden fabricarlo dos países: China e India, que son considerados dentro del Artículo 5 del mencionado Protocolo.

Si desean adquirir este excelente agente, acérquense a los expertos de ATP Extintores. Manejamos un excelente precio de extintores en CDMX. Para más información, comuníquense al (55) 5272 4181 o completen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Recent Posts

DEJA UN COMENTARIO

Start typing and press Enter to search

extintoresatpextintores